¡Reserva ahora y paga en el alojamiento!
Cancelación GRATUITA en la mayoría de las habitaciones

Cómo elegir su hotel

Elegir un hotel es una decisión que merece una serie de reflexiones antes de optar por cuál es el que mejor se adapta a nuestros gustos y necesidades. Pero, cómo estar seguros de que acertaremos en nuestra elección. He aquí unos cuantos consejos, que esperamos sean de vuestro interés y utilidad, para que os ayuden a tomar la decisión más acertada.

Lo primero que tenemos que considerar es con qué presupuesto contamos para pagar el alojamiento, para enfocar nuestra búsqueda en aquéllos que se ajusten a nuestras previsiones de gasto, con lo que nos ahorraremos esfuerzos y tiempo.

Buscar destinos

Es recomendable pedir a otros usuarios del hotel, que se hayan alojado con anterioridad, que nos cuenten su experiencia. Algunos hoteles cuentan con buzones de sugerencias y atención al cliente, donde los clientes opinan de la atención y servicios recibidos, para que otros usuarios puedan informarse e intercambiar opiniones. Podemos visitar páginas web especializadas en alojamientos en hoteles, donde leer las opiniones y experiencias de los viajeros en los hoteles en los que estemos interesados. Desconfiaremos de las ofertas que no tengan fotos actualizadas.

Una forma que tenemos de valorar el hotel será atender a la categoría que el hotel tiene asignada, para así elegir el hotel, en base a un número de estrellas determinado. Si queremos elegir las mejores habitaciones del hotel tendremos que anticiparnos y hacer la reserva con suficiente tiempo. También tendremos que saber el tiempo que vamos a estar hospedados, ya que cuantos más días permanezcamos en el hotel, mayores serán nuestras necesidades.

Si el hotel dispone de una página en Internet, observaremos las imágenes del hotel, para así comprobar los servicios ofrecidos y las instalaciones. No tenemos que tener prisa, es mejor comparar distintas opciones para hacer la mejor elección.

Buscar destinos

Otra consideración importante que tendremos en cuenta al elegir un hotel, será el tipo de viaje que vamos a realizar y cuales son las necesidades concretas que vamos a precisar. Por ejemplo, en un viaje de negocios, nos aseguraremos previamente que el hotel cuenta con el servicio de conexión a Internet, o en caso de que estés organizando un viaje en familia, elegiremos un hotel que ofrezca servicios, como parques o monitores infantiles, para que los más pequeños puedan desarrollar actividades divertidas.

La ubicación es otro de los detalles importantes que tenemos que considerar en la elección de un hotel. En la playa, la montaña o la ciudad, el hotel deberá estar situado en un lugar estratégico que nos permita acceder, con comodidad y rapidez, a los lugares que queremos o necesitemos ir. Al elegir, no solo valoraremos el hotel, sino también cuál es su localización. Por ejemplo, es recomendable y muy práctico elegir un hotel cerca de las estaciones de trenes, de autobuses o de una estación de metro. La proximidad a los medios de transporte nos permitirá una buena comunicación y la facilidad de desplazarnos a los lugares que queramos acceder.

Puede ser que en nuestra elección, las comodidades y el confort sean los condicionantes, a la hora de tomar la decisión. En este caso, el alojamiento perfecto vendrá dado por unas buenas habitaciones, una cama confortable y cómoda, un baño en la habitación, y, dependiendo de la zona, si será o no necesario que disponga de aire acondicionado o calefacción. También podemos considerar si el hotel dispone de zonas para el relax y el entretenimiento, o cuales son las prestaciones culinarias de las que dispone, él mismo y los restaurantes que se encuentren en los alrededores.

Buscar destinos

A veces la elección puede venir condicionada por unos requisitos mínimos con los que debe contar el hotel, como son la limpieza e higiene, e incluso por valores como el estilo y la decoración . Por ejemplo, si cuenta o no con ropa de cama, la disponibilidad de servicios como la lavandería, peluquería, limpieza diaria de habitaciones y cambio de ropa de cama, servicio de Wi-fi, así como también si cuenta con electrodomésticos para el servicio de los usuarios, como la plancha o el secador de pelo, para evitar llevarlos de casa. La elección del hotel en función de sus características estéticas, vendrá condicionada por nuestros gustos y por nuestro nivel de exigencia.